2. El dominio del millón y medio de dólares

En este capítulo vemos lo maravillosísimos que son los dominios de internet, cómo funcionan y la cantidad de cosas que hacen por nosotros.

Al principio fueron las BBS, y aquello no daba para mucho. Explicado en pocas palabras, era teletexto sobre una conexión de teléfono.

Teniendo en cuenta los equipos de la época, no se le podían pedir peras al olmo. Si queréis haceros una idea de lo que hablo, os aconsejo que veáis la película Juegos de Guerra, de 1983 (https://www.imdb.com/title/tt0086567/) aunque os aviso de que el shock cultural puede ser importante

Juegos de Guerra
© Metro-Goldwyn-Mayer Studios Inc. All Rights Reserved.

Cuando nació Internet tal y como la conocemos en seguida estuvo claro que había que buscar algo que fuera más escalable que los números de teléfono y se decidió usar direcciones IP para identificar a los servidores, igual que en una red local. Pero como a los humanos se nos da bastante mal recordar números del estilo de 216.58.211.238 se desarrolló un sistema de directorio que relacionaba nombres como google.com con IPs como 216.58.211.238

Aparte de ver algunos casos en la que se ha liado parda por nombres de dominio (como el sonado caso de Sumo.com) también hablo del curioso caso de los ccTLDs o dominio de nivel superior geográfico (los que están asociados a países o regiones) y como muchas veces la gente los usa sin ser consciente de las reglas del organismo regulador que hay detrás:

¡Bola extra!

carinsurance.com es el dominio por el que más se ha pagado hasta la fecha. QuinStreet Inc.  lo compró en 2010 por la friolera de 49.7 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba